Desventuras en Kalibo

Días antes de volar a Boracay vimos algo curioso. Era un anuncio, una declaración de objetivos cumplidos. En este anuncio CebuPacific, una de las aerolíneas más conocidas de filipinas, indicaba con la barbilla en alto que el año pasado el 54% de sus vuelos llegaron puntuales. Ni más ni menos. O dicho de otra forma, el 46% de sus vuelos llegaron con retraso. Pero que más da, estamos en filipinas. Aquí sobran excusas para ser feliz.
Sobra decir que esta afirmación me sorprendió. No solo por la alegría con la que se mostraban esos datos para nosotros alarmantes, sino porque yo ya había volado con ellos en varias ocasiones sin tener ningún problema. Tal vez se trate de retrasos insignificantes. Tal vez.

La etapa en Boracay alcanza su fin. Madrugamos para llegar al aeropuerto de Kalibo con tiempo. Suelen formarse colas y no es plan de perder el vuelo a Manila: el día siguiente es el gran día, la boda ha llegado. Estamos en Kalibo para las 10am y el vuelo es a las 12:30am. Más que de sobra. Comemos en un lugar cercano, hacemos tiempo jugando a las cartas y finalmente facturamos. Premio! Primer retraso. El vuelo todavía no ha salido de manila. Falta una hora y ni han despegado. Salida aproximada: 2pm. Mierda. Al final parece que va a ser cierto. Los retrasos se empiezan a encadenar, uno tras otro, pero no vemos más que sonrisas por todos los lados. El mundo sigue siendo un lugar feliz. Tratamos de descansar dentro de un aeropuerto abarrotado de todas las maneras imaginables. Nos hemos despertado a las 5:30am y ya son las 5pm. Seguimos encerrados en el aeropuerto, cansados y con sueño, pero rodeados de gente feliz.

Finalmente el vuelo sale de Manila. A las 6:30pm despegamos. Tras ocho infernales horas de aeropuerto, doce horas desde que nos despertamos. Da igual, estamos por fin despegando. Todo va bien. Aunque…. ¿y las maletas? ¿Se habrán acordado de ellas tras ocho horas perdidas en el aeropuerto?

Here you don’t need a specific reason to be happy. Happiness seems a choice. Some days ago we saw an advertisement from Cebupacific, one of the biggest airlines in the Philippines. It stated that last year the 54% of the flights arrived on time. Astonishing news. Work well done, buddies! Why not to be happy when there is so many unhappy stuff on the world? Arriving late is not such a big deal.
We were at Kalibo’s airport waiting for our plane to go to Manila, when the first delay appeared. And many others after the first one. Finally, we spent 8h from our lives at this airport, just waiting. Really tired, but in good company, and surrounded by happy people. Just wait, and we will see.

Un comentario en “Desventuras en Kalibo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s